Noticias AUME

INTRUSISMO ASOCIATIVO

25.03.2017  

INTRUSISMO ASOCIATIVO

Tras años y años de un vacio reivindicativo en las Fuerzas Armadas, principalmente, por una falta de regulación y reconocimientos de los derechos fundamentales a los militares, entre los que se encuentran el derecho de asociación, de participación, de reunión, etc., por fin, la irrupción del asociacionismo ha servido para que las cosas se empiecen a mover en el mundo de “personal” de las Fuerzas Armadas.

Durante muchos años hemos tenido que movernos en búsqueda de soluciones, tratando de conseguir sentencias a través de abogados y gabinetes que, en muchas ocasiones nada, o poco, conocían de la legislación militar. Hemos firmado instancias que se pasaban los compañeros de mano en mano o nos hemos unido compañeros para contratar abogados que nos tramitaran recursos; pocas veces con resultados positivos.

Siempre desde la falta de comunicación y desde el desconocimiento del resto de la sociedad, hemos intentado la solución a nuestros problemas, generalmente de forma aislada, solitaria y sin solidaridad y apoyo por parte de otros.

El asociacionismo, en términos de tiempo, es un fenómeno reciente en las Fuerzas Armadas. Su consolidación definitiva y su desarrollo expansivo están aún por llegar, pues a las limitaciones normativas se suman la falta de cultura asociativa y los frenos que se nos imponen desde los propios cuarteles generales y la cúpula militar en general. Pero es un hecho que desde el inicio del asociacionismo militar (hace 12 años con el nacimiento de AUME) las cosas han cambiado. La sociedad ha comenzado a conocer de nuestros problemas, a sensibilizarse; en los programas de los partidos políticos aparece la problemática de personal en las FAS; los medios de comunicación han comenzado a incluir nuestros problemas; las redes sociales se llenan de espacios de debate y opinión sobre nuestras dificultades; obligamos a las instituciones a tratar nuestros asuntos; el Consejo de Personal de las FAS comienza a originar cambios promovidos por las asociaciones; el personal se asocia a asociaciones que además les brindan servicios de protección jurídica y abarata los costes de abogados pero, fundamentalmente,  las asociaciones trabajan en conseguir avances en defensa de la conciliación familiar, en mejora de las retribuciones,  en cambiar los compromisos, en hacer más justa la promoción, en mejorar el régimen de vida en las unidades, etc. En definitiva, mediante el asociacionismo hemos conseguido empezar a incorporar al militar en el ámbito “natural” de la defensa de los intereses legítimos, profesionales, sociales y retributivos, como hace el resto de ciudadanos de nuestra sociedad.

Este nuevo conocimiento que se abre a la sociedad, se abre también a otros intereses.

Por un lado tenemos al propio personal que desde dentro de las FAS se opone a los cambios en reconocimiento de derechos y que imposibilitan su desarrollo mediante su posición de poder.

También están los iluminados y predicadores desde el retiro, unos que intentan acabar con los avances y otros que tras su paso por las FAS -y ahora ya en retiro o en reserva- se erigen en grandes reivindicadores de derechos, cosa que nunca hicieron estando en activo en los cuarteles donde podían haber hecho más que opinando o criticando ahora. Blogs, tribunas, páginas, etc., vierten opiniones y propuestas desde la tranquilidad de las butacas; ¿Cuándo eran íntegros, en activo o ahora? También están aquellos que tras su paso breve por las FAS y tras haber tenido encuentros con la “justicia” tratan ahora, vociferando, en convertirse en adalides de las denuncias de los males de las FAS, sin aportar pruebas y arremetiendo contra los espacios naturales y legítimos de reivindicación, y tratando de ocultar sus pasados y sus mezquindades.

A todo ello vienen a sumarse gabinetes de abogados que, de una forma legítima, pero a veces con posturas y acciones nada honestas, interfieren en el desarrollo natural y legítimo de las organizaciones de militares y en la defensa de sus derechos.

La incursión de empresas lucrativas en nuestro ámbito reivindicativo sólo viene a emponzoñar el aún escaso movimiento de los militares en sus reivindicaciones mediante organizaciones profesionales. Hay quien ve factible proponer a la gente cambiar la reivindicación mediante el pago a gabinetes de abogados. Pero eso no resuelve los problemas de fondo. El ámbito asociativo ofrece el trabajo desde dentro, la facilidad y el abaratamiento de la defensa y la fuerza del conjunto.

Ofrecer un planteamiento de seguridad en alcanzar, mediante una sentencia, acabar con una ley, resulta presuntuoso. Aunque legal, es  interesado.

Lo lógico (y así se ofrece desde el mundo asociativo y es uno de sus grandes valores) es que ante una acción legal que pueda suponer un gran avance para muchos, pero costoso, sea sólo un procedimiento el que se lleve a cabo. Si se consigue lo perseguido, el resto del personal podrá utilizar la sentencia mediante procedimientos que desde las asociaciones se facilitan y sin que se haya tenido que aportar dinero. Si se  pierde, sólo ha costado “un procedimiento”. No tiene sentido que sean cientos los que realicen el mismo procedimiento pues sólo supone un gasto evitable para todos a la espera del realizado por uno sólo ( y engrosar las retribuciones de los gabinetes, gratuitamente, y por un trabajo que sólo han de “replicar” para todo aquel que pague). Aquí es donde se echa en falta la honestidad de algunos de ellos.

Lo lógico y honesto es intentar ganar un primer procedimiento y luego el resto, en caso positivo, sumarse.

Nadie puede decir, a ciencia cierta, que pueda existir o no un fraude de ley (como sabemos hay opiniones encontradas de los que conocen la materia y será la decisión de los que tienen autoridad en ello,  la que de una “visión” legal y oficial al asunto) pues al final, lo que pueda resultar, de los análisis legales, en una materia que no es “matemática”, es siempre una incertidumbre con distintos grados de probabilidad. Pero lo que no es lógico es, desde despachos acomodados, entrometerse en las acciones asociativas, arremetiendo contra estas y, al mismo tiempo, dar pábulo al inicio masivo de procedimientos que cuestan un dinero a los compañeros, cuando bien es sabido que, ganándolo uno, los demás podrán iniciarlo sin riesgos monetarios.

 

 

...

Compartir con:

Volver



 NOTICIAS   
19.09.2017   COMUNICACIÓN PRESENTACIÓN PRECANDIDATURA Y PLAZO AVALES.
19.09.2017   AUME CON EUROMIL EN LA OSCE
02.09.2017   VALORACIÓN DE AUME DE LA COMISIÓN DE DEFENSA EXTRAORDINARIA CON LA COMPARECENCIA DE LA MINISTRA DE DEFENSA, Mª DOLORES DE COSPEDAL, PARA EXPLICAR EL MOTIVO POR EL CUAL SE HA CONMEMORADO EL GOLPE DE ESTADO DEL 18 DE JULIO DE 1936, EN UN ACUARTELAMIENTO MILITAR.
10.08.2017   AUME VE INSUFICIENTES LAS PLAZAS PARA PERMANENTES
20.07.2017   AUME PROPONE QUE SEA DELITO EL ENSALZAMIENTO DE LA DICTADURA FRANQUISTA Y DE LAS ACCIONES PROTAGONIZADAS POR LOS MILITARES QUE PARTICIPARON EN EL DENOMINADO "ALZAMIENTO-CÍVICO MILITAR", QUE DIO LUGAR A LA GUERRA CIVIL Y A LA DICTADURA.

Ver todas las noticias   
.
INICIO
Tríptico informativo
Asóciate
Contacto
   
CONÓCENOS
Estatutos
Seguro de bajas Seguro de bajas
Póliza de ARAG
Delegaciones
INFÓRMATE
Documentos
Notas de prensa
Noticias de AUME
Noticias
La tribuna
Euromil
Blogs
COPERFAS
Composición
Convocatorias
INFOCOP
COPERFAS
Propuestas
PERTENECEMOS A:
   
© A U M E 2016 - Todos los derechos reservados