AUME en cope.es: «La nueva Ley de la Carrera militar no ha dejado indiferente a nadie»

Cope.es, 12 de marzo de 2010.Lourdes Mate/ P.SJ. – 12-03-10 -la nueva Ley de la Carrera Militar, Casado ha explicado que muchos militares piensan que les han engañado, y que los políticos deberían «escuchar las quejas y trabajar para arreglar esta situación», que es «perfectamente arreglable«. En este sentido explica que las reformas se han hecho en contra de los destinatarios. Estas quejas están focalizadas en el desarrollo y aplicacion de la Ley de la carrera militar que, para Casado, «no ha dejado indiferente a nadie y además se ha hecho a espaldas de los destinatarios«.

Casado ha explicado en primer lugar que es la AUME, quien forma parte de ella y cuales son los objetivos de esta asociación.  Así, ha explicado que la AUME «es una asociación profesional de militares nacida hace cinco años e integrada por militares en activo de los tres ejércitos y de todas las escalas. Explica además que su interés es el de toda asociación profesional: defender los ámbitos sociales, económicos y profesionales para que los militares tengan las mejores condiciones de prestación de servicio y de vida, como cualquier otro ciudadano«.

En España el asociacionismo profesional militar no está tan normalizado como en otros países. En ese sentido, Casado ha explicado que mañana tiene lugar en Madrid en Foro Mediterráneo de Asociaciones Militares, en el que se va a trabajar de manera conjunta «para mejorar la calidad de ciudadanía de los militares en ese área».

De entre las preocupaciones para con los militares, destaca la seguridad de los cerca de 3.000 militares españoles desplegados en Líbano, Afganistán, Somalia y Congo en el marco de las cuatro misiones de paz activas en el extranjero. «La seguridad en las misiones es un aspecto para nosotros sustancialísimo, de hecho constantemente estamos reclamando que se mejore esa misión, y ligado con la mejora de la situación de seguridad, que se cuente específicamente cuál es el trabajo, en qué condiciones lo están haciendo porque entendemos que es absolutamente imprescindible para la mejora de la seguridad que sepan la gravedad de la situación y los riesgos que corren». En este sentido y en otro momento de la entrevista ha criticado las últimas campañas publicitarias referentes al Ejército porque en su opinión casi dan «publicidad engañosa» dado que no reflejan la realidad. Piensa en este sentido que lo que hay que hacer es «contar a la sociedad española lo que hacen los militares. Quiere que haya una simbiosis real que parta del conocimiento mutuo entre la sociedad española y las Fuerzas Armadas«.

Casado cree que la percepción actual de la sociedad civil en relación con las Fuerzas Armadas es muy favorable dado que ha evolucionado hacia la Democracia. En este sentido, el Secretario General de Aume cree que esta circunstancia debería derivar en la regulación de los derechos y deberes de los militares para culminar con la modernización del Ejército. Aunque Casado cree que las Fuerzas Armadas han evolucionado del mismo modo que lo ha hecho el resto de la sociedad, ha avisado de que aún quedan cosas por hacer. Asegura que la modernización del Ejército no será completa si no se modifica el régimen disciplinario, el código penal militar, y si no se modifica la jurisdicción militar. Ha platenado la posibilidad de ampliar plantillas para que alcanzar la conciliación. Si no hay plantilla suficiente, explica, la conciliación «es una quimera«.

Sobre la ministra de Defensa, Carme Chacón, Casado ha explicado que, desde AUME su gestión tiene «más sombras que luces» sobre todo porque hay una Ley de carrera que «está provocando muchas situaciones de conflicto y malestar.» Y porque «la conciliación de la vida laboral y familiar no está siendo efectiva, que falta algo muy importante que es la atención a las familias» de los militares en misiones internacionales«. Como parte positiva de la gestión de Chacón ha destacado que hay un atisbo «de lo que parece ser la tramitación de la ley de derechos y deberes«.

En este sentido ha agregado que si nos e cumplen unas expectativas mínimas en materia de derechos, AUME se manifestará como ya lo hicieran el pasado mes de diciembtre. Cree que el diálogo o el debate es lo prioritario y deseable, pero que «si la orientación que se quiere dar a la ley de la carrera o a la futura ley de derechos no es correcta, AUME convocará alguna movilización como ya lo ha hecho con anterioridad«.

Sobre el encuentro entre el ministerio de Defensa y AUME, precisamente para hablar de la Ley de Derechos, Casado ha explicado que desde su formación eran partidarios que se diera publicidad a esa reunión. No obstante, explcia que puede haber «gente interesada en que no haya una regulación específica«. Casado ha valorado la situación en la que se encuentra el gobierno en este sentido como un poco «esquizofrénica». Asegura que el encuentro no fue mal, aunque «tampoco se avanzó mucho». «Tenemos mucho trabajo por hacer«, asegura, dado que desde AUME la reforma es mucho más ambiciosa que la planteada por el gobierno.

Cuestionado acerca de la incorporación de la mujer al Ejército, Casado ha explicado que en el cuadro de mandos del Ejército, todavía sigue habiendo pocas mujeres. No obstante, califica la incorporación de las mujeres como algo muy «positivo«. Cree que las medidas de conciliación es imprescindible en este sentido y que ahí «todavía tenemos mucho por hacer».

Casado ha explicado que las reformas que desde su formación desean para la Ley de la Carrera Militar, estaría planteada en torno a la ley de la Guardia Civil, que eligen democráticamente a sus representantes. «Eso es lo que estamos intentado«, afirma.

En otro orden de cosas, Casado ha explicado que efectivamente el repunte de las Fuerzas Armadas en los últimos años se ha debido en parte a la crisis. Explica no obstante que este hecho es preocupante, dado que al acabarse la recesión puede existir problemas de operatividad en las unidades. No obstante, asegura que el nivel de exigencia no ha bajado, dado que ahora hay más demanda de plazas que oferta, por lo que «precisamente se ha puesto más caro tener una plaza de soldado profesional».

Cuestionado acerca de si cree que en el caso de que no hubiera guerras ni conflictos estaría justificado el Ejército, Casado cree que sí, dado que sus misiones y mandatos están perfectmente recogidos en la Constitución. Además de las fuciones de Guerra y de defensa, ha recordado, se están desarrollando misiones de apoyo a la población civil.

Preguntado por su opinión acerca del reconocimiento a efectos profesionales y educativos del grado medio para el empleo de soldado o cabo después de su incorporación a las Fuerzas Armadas, y el de grado superior para el empleo de Cabo Primero o Cabo Mayor, asegura que «hay que apostar por ello».

Para cerrar el asunto de la nueva Ley de la Carrera Militar, Casado ha explicado que muchos militares piensan que les han engañado, y que los políticos deberían «escuchar las quejas y trabajar para arreglar esta situación», que es «perfectamente arreglable«. En este sentido explica que las reformas se han hecho en contra de los destinatarios. Estas quejas están focalizadas en el desarrollo y aplicacion de la Ley de la carrera militar que, para Casado, «no ha dejado indiferente a nadie y además se ha hecho a espaldas de los destinatarios«. Explica que esta ley ha afectado negativamente tanto a los oficiales, como a los suboficiales y también a la marinería, «de ahí el malestar que ahí». En este sentido ha ironizado considerando que ha sido «un gran acierto» precisamente porque «no ha dejado indiferente a nadie«.

MISIONES EN AFGANISTÁN, EL ÍNDICO E IRAK

Cuestionado acerca de si cree que en las misiones llevadas a cabo por ejemplo en el índico o en Afganistán habría que actuar con mayor contundencia, Casado asegura que en ambas misiones los militares hacen lo que el ejército les ordena, por lo que si hay que criticar a alguien será al gobierno y no al ejército.  En referencia a la misión llevada a cabo en Afganistán, asegura que aunque puede que la misión sea, como asegura el gobierno, una misión humanitaria, lo que hay que tener en cuenta son las condiciones en las que se está desarrollando la misma. Ha incidido en la necesidad de mantener bien informada a la sociedad así como a los soldados, «transmitir bien la realidad, qué pasa en qué circunstancias se actúa, qué se juegan» nuestros soldados allí, etécera.

En este sentido, asegura que es importante que los soldados que viajan al extranjero para participar en las diferentes misiones que lleva a cabo nuestro ejército deberían tener una edad mínima y una preparación suficiente -derivada de la experiencia- para no poner en pelifro ni su seguridad ni la del resto de miembros de la misión. El Secretario General de Aume ha mostrado su deseo de participar en más misiones, «estaría bien«, asegura, pero «hay que ver nuestras capacidades reales», porque, en su opinión si no existen las capacidades a nivel personal ni material necesarias, «sobrecargaremos» a las personas y las unidades.

Preguntado por cómo valoraría la decisión de la retirada de nuestras tropas en Irak, Casado ha explicado que se trata de una decisión política, y que en ese ámbito se llevó a cabo. Nosotros no entramos en esa decisión del gobierno, «tenemos poco que decir ahí» ha expresado. Ha señalado además que es una decisión tomada por la soberanía popular.

CUESTIONES PENDIENTES

De entre las cuestiones que considera, están pendientes en el marco de una mejora de las Fuerzas Armadas, cree que hay que «generar, crear, establecer» servicios de apoyo a las familias de los militares que están en misiones en el extranjero. Dotar a esta iniciativa de material y presupuesto suficientes. Considera por tanto que las familias de los soldados destacados en el extranjero están mal informadas.

ACCIDENTE AÉREO EN HERAT (AFGANISTÁN)

El 16 de agosto de 2005 se produjo un accidente de helicóptero a 20 kilómetros al sur de la ciudad de Herat, en el noroeste de Afganistán, donde murieron 17 soldados españoles. Éste fue el segundo desastre aéreo en que muere un gran número de soldados de España que estaban en Afganistán, tras el accidente del Yak-42 en Turquía.

Sobre este accidente, el de Herat, Casado ha explicado que cinco aos después la investigación prosigue, y que aún están pendientes informes periciales así como el interrogatorio a jovenes afgansos que estaban en la zona cjuando se produjo el siniestro. Ha explucado la difi*****ad de localizarles ahora así así como su opinión sobre el proceso: no se han hecho bien las cosas.

En relación con el otro Juicio, el del Yak 42, hoy mismo hemos conocido las últimas novedades. Y es que el Juzgado de Instrucción número 2 de Zaragoza ha condenado a la compañía aérea Ukranian Mediterranean Airlines (Um Air), a la reaseguradora BUSIN Joint Stock Insurance y la contratista alemana Chapman Freeborn, por el accidente del avión Yakolev-42, ocurrido el 26 de mayo de 2002 en Trabzon (Turquía), en el que fallecieron 62 militares españoles, al pago de 6.125.500 euros de indemnización a sus familias. En este sentido, Casado ha expresado su satisfacción asegurando que «siempre hemos estado del lado de las familias».

En la recta final de este encuentro digital, siempre presentado por la periodista Lourdes Mate, Casado ha explicado que el ejército español es importante, «moderno y muy profesional» y que aunque hay que ser ambiciosos y buscar mejoras siempre, está «a la altura de otros muchos ejércitos«.

Sobre el salario de los militares, Casado cree que los miembros de las Fuerzas Armadas no están bien pagados, y que habría que buscar no solamente la mejora salarial, sino también la promoción profesional. Finalmente, cuetionado sobre los abandonos voluntarios en el Ejército, Casado ha reconocido que los sigue habiendo. Explica que este tema debería dar lugar a una reflexión importante.

En el último minuto, dedicado siemrpe al invitado,Casado ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad a la souiedad española asegurando que «debe estar tranquila»  porque las Fuerzas Armadas están a su servicio. Solo les pide «focalizar la necesidad de modernizarse«, que la ley de derechos y deberes avance y cambie el régimen disciplinario en el seno del Ejército. Así pues, ha expresado su deseo de que se produzca una simbiosis entre las Fuerzas Armadas y la sociedad española, y que esta «se potencie y se visualice siempre«.

Share This