AUME insta al MINISDEF a actuaciones inmediatas para paliar la incidencia negativa por el Coronavirus

AUME INSTA AL MINISTERIO DE DEFENSA A LA REALIZACION DE ACTUACIONES INMEDIATAS PARA PALIAR LA GRAN INCIDENCIA NEGATIVA QUE LAS MEDIDAS EXTRAORDINARIAS  ADOPTADAS POR LA COMUNIDAD DE MADRID EN PREVENCIÓN DEL CONTAGIO DEL CORONAVIRUS  COVID-19, O LAS YA APLICADAS EN LA CIUDAD DE VITORIA, GENERAN EN LA ATENCIÓN DE LOS MILITARES A SUS FAMILIAS.

Solo Madrid, con  25.000 militares, gran parte con hijos en edad escolar, se encontrará con un serio problema a partir del próximo miércoles, cuando se hagan efectivas las medidas de suspensión de la actividad docente presencial en todos los niveles educativos, desde Educación Infantil. A esta situación hay que añadir la de Vitoria que hoy ya ha cerrado sus colegios.

La situación de la conciliación personal, familiar y profesional del militar, aún no definitivamente resuelta debido a la disponibilidad permanente, servicios y guardias, ejercicios y misiones, se verá seriamente agravada por el cierre de los centros de Educación Infantil y colegios. Esta situación, de difícil previsibilidad, ha de tener una respuesta inmediata y con medidas de urgencia, ante el grave problema que se origina a los militares con hijos. No es solo un problema interno de la familia, sino una situación que puede generar en el militar un estado de ansiedad e impotencia y llevar a producir una  falta de concentración y atención en su trabajo.

Por ello AUME  insta al Ministerio de Defensa solicitando que se apliquen cuantas medidas sean necesarias, para la efectividad del derecho de conciliación, sin que impliquen una afectación a la operatividad ni a las misiones en curso. Si bien, el resto de actuaciones han de quedar  supeditadas al respeto a las medidas de conciliación extraordinarias que, para esta situación, deban implementarse.

En este sentido, desde esta asociación, se proponen las siguientes actuaciones, que puedan servir para “liberar al personal” y ayudar a hacer efectivas las medidas extraordinarias de conciliación que, además, podrán servir para evitar contagios:

  • Facilitar, en todas aquellas circunstancias posibles, el teletrabajo.
  • Flexibilizar el horario de la jornada para que, en aquellos casos posibles, ambos cónyuges puedan coordinar la atención familiar en la duración de la jornada laboral.
  • Suspensión de todos los actos sociales.
  • Suspensión de colaboraciones con instituciones, ayuntamientos, organismos, credos, etc., que no supongan actividades relacionadas directamente con la defensa.
  • Suspensión de los cursos que no estén encuadrados en la “formación”.
  • Aplazamiento de actividades de instrucción y adiestramiento que puedan, trasladarse en el tiempo.

Nos encontramos ante una crisis sanitaria y social, y son necesarias medidas extraordinarias, drásticas e inmediatas. Es por ello que instamos a una rápida actuación del Ministerio pues, los graves problemas que se plantean han comenzado ya y podrán ir en aumento en los próximos días.