COMISIÓN COPERFAS DE JORNADA Y HORARIOS (2).-PROYECTO DE ORDEN MINISTERIAL DE JORNADA Y HORARIOS EN LAS FUERZAS ARMADAS

El pasado día 11 de marzo se ha vuelto a reunir la comisión del COPERFAS sobre el Proyecto de OM. de jornada y horarios.

Esta reunión, de nuevo, ha estado caracterizada por la falta de un proceder, por parte del Ministerio de Defensa, que se ajuste a los elementales procedimientos administrativos de trabajo que en el ámbito de un debate en comisión se deben de contemplar.

La falta de transparencia es muy evidente. Se nos convoca a una reunión para discusión de las últimas propuestas realizadas, tanto por el Ministerio como por las asociaciones, sin que se aporten las mismas, ni tan siquiera en la propia reunión. Es sólo durante el transcurso de la reunión donde se dan lectura a las propuestas por cada una de las partes. Por tanto sin tiempo para su estudio y sus conclusiones.

El Ministerio de Defensa continúa inamovible de su posición inicial y sólo parece querer admitir pequeñas matizaciones a su propuesta.

• Las “necesidades del servicio” no se quieren definir.

• El concepto de “disponibilidad permanente” se sigue utilizando como trabajo continuado con excepción de descanso o vacaciones.

• Se continúa sin admitir las horas extras

• Se deja en manos de los jefes de estado mayor y del JEMAD las compensaciones por la realización de maniobras y misiones.

• Las guardias y los servicios no se contemplan como horarios que se han de sumar al horario general trabajado.

Adecuar los derechos que tienen reconocidos el resto de la función pública no significa menoscabarlos por las especiales circunstancias del trabajo del militar. Precisamente porque existen esas “circunstancias”, se debe realizar un acomodo específico de los derechos que, entre otras cosas, sirva para incrementar, además, los descansos y vacaciones como compensaciones.

El MINISDEF continua con supuestos arcaicos, se mantienen en la tradición de unas Fuerzas Armadas compuestas por una suerte de militares monacales sometidos a un régimen de vida que va mucho más allá de su trabajo y que desprecia los derechos fundamentales que le amparan como ciudadano.

AUME se resiste a desaprovechar esta ocasión de realizar, de una vez por todas, un esfuerzo para dejar definidos los conceptos que normalmente, mediante la ambigüedad, someten al militar al imperio del trabajo siempre por encima de los derechos de ciudadano. Delimitar la situación en operaciones, maniobras o estados de alerta del resto de la actividad diaria del militar, ha de ser el principio que pueda generar una norma que realmente respete los derechos atendiendo a estas especiales circunstancias.

AUME se mantiene inflexible en tanto no se reconozcan los mínimos elementales de nuestros derechos profesionales.

COMISIÓN COPERFAS DE JORNADA Y HORARIOS (1).-PROYECTO DE ORDEN MINISTERIAL DE JORNADA Y HORARIOS EN LAS FUERZAS ARMADAS