El descrédito de clase política se instala entre los militares

EL DESCREDITO DE CLASE POLÍTICA SE INSTALA ENTRE LOS MILITARES ANTE EL TOTAL OLVIDO A SUS PROBLEMAS EN EL RECIENTE ACUERDO DE GOBIERNO FIRMADO POR PSOE Y UNIDAS PODEMOS.  

Resulta inverosímil que la actual situación de los militares con promesas incumplidas por parte de los gobiernos anteriores incluido el actual, no tenga mención alguna en el documento de gobierno firmado ayer. 

La decepción comienza a correr por los cuarteles como la pólvora. Una vez más el militar vuelve a sentirse engañado por aquellos que le representan en las instituciones del Estado y que, además, han venido realizando promesas en sus mejoras laborales, salariales y sociales.

Durante más de un año nos han tratado de mantener pasivos y neutralizados argumentando la situación de “gobierno en funciones”: ahora vemos que no había mucha intención de atender nuestra situación, pero sí de dejar neutralizadas nuestras reivindicaciones.

AUME, junto con otras asociaciones profesionales, ha realizado un sinfín de propuestas de manera formal ante el órgano de representación en el Ministerio de Defensa, habiendo encontrado, para la mayoría de ellas la excusa de la interinidad gubernativa. Hoy ya no hay excusas sino hechos y esta situación no resulta muy halagüeña para las relaciones entre asociaciones y MINISDEF.

La nefasta carrera profesional, las injustas retribuciones y la situación laboral y social en general, demandan de acciones urgentes y atención específica ante un gremio de trabajadores que por su reducción de derechos fundamentales y laborales deberían recibir mayor sensibilidad por parte de sus gobernantes.

Se augura un año malo para los militares, un año caliente para nuestras reivindicaciones. Desde AUME vamos a utilizar todas las herramientas legales para llevar nuestras reivindicaciones hasta el extremo, no podemos seguir siendo ninguneados de esta forma tan descarada. Nuestros gobernantes se podrán olvidar de nosotros, pero nosotros no nos vamos a olvidar de ellos.