aume@aume.org

+34 618 654 898

El Ministerio de Defensa insiste en humillar a los militares: tanto cobras tanto vales

POSIBLEMENTE A PUERTAS DE UN NUEVO SOBREESFUERZO POR ENESIMA VEZ PARA LOS COMPONENTES DE LAS FUERZAS ARMADAS EL MINISTERIO DE DEFENSA INSISTE EN HUMILLAR A LOS MILITARES CON UN DESPROPORCIONADO: TANTO COBRAS TANTO VALES

De las palabras de la Subsecretaria en el pasado encuentro con la APDEF (Asociación de Periodistas de Defensa) se desprende, de su crítica a las reivindicaciones de las asociaciones profesionales por un salario justo, que el trabajo de los militares vale mucho menos que el de otros funcionarios, cuerpos policiales e incluso otros “cuerpos militares”.

De nuevo desde el Ministerio de Defensa, por medio de uno de sus máximos representantes -la Subsecretaria de Defensa- (anteriormente fue la propia ministra) nos encontramos con declaraciones unilaterales que, obviando el diálogo social, no dudan en menospreciar a las asociaciones profesionales, representantes de los militares en el Consejo de Personal y con ellas a todos los miles de hombres y mujeres que integran las Fuerza Armadas.

La subsecretaria se opone a las comparativas. Sin embargo, es claro, justo, razonable y necesario que compararemos los salarios entre los empleados públicos. La justicia retributiva debe imperar entre los servidores del Estado, trabajadores, en definitiva. La comparación se impone porque es la operación necesaria para evaluar si se respeta o no el derecho a la igualdad. La comparación se impone como elemento de reflexión y de análisis en relación con los salarios de los militares de los Ejércitos en el entorno europeo. Lo que ocurre es que el ejercicio legítimo de comparación establece unos resultados demoledores, que dejan en evidencia a los responsables de la política de personal del Ministerio de Defensa, que pretenden imponer una visión absolutamente alejada de la realidad, y, por ello, radicalmente contraría al principio de igualdad de relevancia constitucional.

Existen diferencias de hasta 700€ a favor de miembros de la Guardia Civil en puestos de igual nivel y similares responsabilidades. Esto lleva a que cada año, una media de 600 militares abandonen las Fuerzas Armadas para incorporarse a la Guardia Civil. Ahora también lo hacen oficiales que se incorporan a grandes empresas de distribución.

Tras las palabras de la ministra, ahora, las de la subsecretaria caen como un jarro de agua fría entre las filas militares, elevando el malestar ya intenso y creando una gran indignación, que se torna en desmotivación y en desmoralización, lo que es especialmente sentible en estos momentos nada fáciles, dada la situación internacional.

Ante la opinión de la subsecretaria de no equipararnos a otros cuerpos de la función pública, los militares tenemos claro que lo que pedimos es un mismo trato como el que propició la negociación y el diálogo con Sindicatos de Policía y Asociaciones profesionales de miembros de la Guardia Civil y que culminó con el acuerdo de equiparación salarial.

Los responsables del Ministerio de Defensa deben rectificar y tratar a los militares como ciudadanos de pleno derecho y comprometerse, con iniciativas concretas, en la dignificación de las retribuciones de los militares y en dar al colectivo un trato justo.

A un exiguo avance no se le puede calificar de “importante esfuerzo” porque humilla a los militares que, lejos de pedir más que a otros, solo reivindican lo que en justicia merecen.

                                                                                                            Madrid 27-01-2022

Contacto: E-mail: sec.organizacion@aume.org – Tfno. 680629428

descarga