aume@aume.org

+34 618 654 898

El Ministerio de Defensa y la Casa Real obvian el asociacionismo profesional.

LOS REPRESENTANTES LEGÍTIMOS DE LOS MILITARES EN EL CONSEJO DE PERSONAL DE LAS FUERZAS ARMADAS SE QUEDAN FUERA DE LA PASCUA MILITAR. LA CASA REAL, ASÍ COMO EL MINISTERIO DE DEFENSA REHUYEN DE LOS AVANCES DEMOCRÁTICOS EN EL SENO DE LAS FUERZAS ARMADAS                                   

Cuando se han cumplido diez años del reconocimiento de los derechos fundamentales a los militares y de la legalización del asociacionismo profesional, el Ministerio de Defensa y la Casa Real siguen obviando los avances en democratización de las Fuerzas Armadas y con ello menosprecian la labor de los representantes de los militares  

De nuevo una Pascua Militar más, donde el fasto enmarcará el postín de algunos/as de sus protagonistas.  Una Pascua Militar donde las alocuciones cargadas de empalagosos elogios al trabajo efectuado por los militares durante este último año será la cortina que ocultará la verdadera situación de los hombres y mujeres que, cumpliendo fielmente con sus obligaciones, como profesionales, son tratados como activistas de ONG; un postín de autorreconocimiento de la excelencia de la labor desarrollada.

Nada de la pérdida de talento ni del desaprovechamiento de este, ni de la falta de dignificación del trabajo mediante unas retribuciones justas, ni de la situación de los derechos restringidos, ni de la conciliación relegada. Solo alabanzas que, en definitiva, son autoalabanzas.

Un año más las asociaciones profesionales de militares no han sido invitadas al acto de la Pascua Militar, mientras que otras organizaciones adeptas al boato y la parafernalia de estas conmemoraciones son acogidas de forma complaciente; qué mejor que no mostrar al asociacionismo profesional que es quien saca a la luz las miserias de un ministerio y quien reivindica las mejoras necesarias para un trato digno al trabajador militar.

La Ministra de Defensa continua en su senda ascendente de descrédito de las asociaciones profesionales, mediante la marginación y la ausencia del diálogo social continuamente solicitado por aquellas.

La Casa Real continua su inopia respecto al asociacionismo profesional y con ello, obviando el trabajo realizado por unos profesionales (los componentes de las asociaciones profesionales) que no solo trabajan por el bien de los componentes de las Fuerzas Armadas, y por tanto de estas, sino que lo hacen a pesar de sus carreras y de sus situaciones personales.

Todo un despropósito, o una declaración de intenciones.

icono pdf

                                                                                                             Madrid 05-01-2022

Contacto: E-mail: sec.organizacion@aume.org – Tfno. 680629428