Militares: poco que celebrar.

DIFAS: LOS MILITARES LO FESTEJAN POR IMPERATIVO LEGAL. LOS FASTOS Y SU DESPILFARRO NO ESTAN EN CONSONANCIA CON SUS BAJAS RETRIBUCIONES, NI CON LA SITUACIÓN DE MILES DE MILITARES ABOCADOS A UN INCIERTO FUTURO LABORAL, NI CON LA RESTRICCIÓN DE DERECHOS A LA QUE ESTÁN SOMETIDOS.

Un estudio sobre la actualización de las retribuciones de los militares, prometido  por los últimos dos gobiernos, sigue sin ver la luz. La carrera militar continúa siendo el principal foco de litigios, los cuales van en aumento. Y la estigmatización del asociacionismo militar deja a los militares sin una defensa adecuada de sus derechos.

Por primera vez las asociaciones profesionales de militares han sido invitadas al DIFAS tras años de reivindicación por parte de aquellas. Las asociaciones profesionales van a tener ese espacio precisamente junto al Jefe de la FUTER, quién señaló a estas como “una de las principales vulnerabilidades” junto al integrismo musulmán.

Un JEFUTER que ha propiciado una “patente de corso” contra el asociacionismo y que junto con otros mandos militares no han cejado en su empeño de acosar al asociacionismo, abriendo expedientes disciplinarios y perjudicando trayectorias profesionales de miembros activos de las asociaciones.

Asociaciones que, como en la actualidad, comenten el “gran pecado” de reivindicar mejoras salariales y de la carrera profesional para todos los militares.

Así mismo, nos preocupa el mensaje que supone el desorbitado gasto y despliegue de medios del DIFAS, que contrasta con la situación de miles de militares y sus familias que poco tienen que celebrar. A los vistosos y sofisticados medios materiales que se exhibirán se contraponen los bajos salarios y las pésimas condiciones de vida en las unidades y la todavía escasa atención a las situaciones particulares y familiares del militar por sus especiales condiciones de trabajo.

AUME  va a realizar una propuesta para que el DIFAS no sea una carga para las arcas públicas, para no trasladar un mensaje contradictorio con la propia situación del militar y para que el acto principal de dicho día sea realmente un acto integrador del militar con la sociedad a la que pertenece y no una mera exhibición de lo apartado que se encuentra de esta.

Cientos de miles de euros de parafernalia, cuando existen salarios en las Fuerzas Armadas que no permiten la vida digna de miles de militares y sus familias, mientras falta agua caliente en duchas y se permite el hacinamiento de militares de tropa y marinería en los alojamientos.

Poco que celebrar, mientras no exista un impulso decidido desde el ministerio por llevar a cabo una adecuación salarial justa, mientras no se aborde la creación de una nueva Ley integral de carrera militar, mientras no se habiliten medidas decididas de apoyo a las especiales condiciones que se dan en el militar y su familia por causa de su trabajo y mientras no se aborde de una vez por todas el acomodo de todos los derechos fundamentales a los militares.

AUME considera imprescindible en una sociedad europea, moderna y avanza, la participación institucional como parte del necesario “Dialogo Social” entre el Ministerio de Defensa y las asociaciones profesionales para alcanzar una plena concertación.

Damos la bienvenida a la participación de las asociaciones en el DIFAS pero sólo la ausencia de nuestros compañeros fallecidos nos hace conmemorar este día en su recuerdo.

Share This