Nota de Prensa protocolo acoso sexual

AUME SE SUMA A LA PETICIÓN DEL DEFENSOR DEL PUEBLO SOBRE LAS MEDIDAS PARA PROTEGER  A LAS VÍCTIMAS DE ACOSO EN LAS FUERZAS ARMADAS.

AUME aplaude la decisión anunciada ayer por el Defensor del Pueblo de iniciar una actuación de oficio para conocer las medidas para proteger a las víctimas de acoso que denuncian este tipo de situaciones dentro de las Fuerzas Armadas.

AUME considera que el Ministerio de Defensa ha de atender de modo urgente las recomendaciones que sobre el acoso sexual y por razón de sexo le han dirigido el Defensor del Pueblo como el Observatorio de la vida militar, en especial las dirigidas a la protección de la víctima (en la mayoría de los casos mujeres) y a su legitimación activa en los procedimientos disciplinarios militares. 

En este sentido, es preciso recordar que el Defensor del Pueblo, a mediados del pasado año 2018, dirigió una recomendación al respecto al Ministerio de defensa, que fue rechazada por este departamento. Esta recomendación se fundamentaba en el reconocimiento del interés legítimo de la víctima para tener una participación activa en los procedimientos disciplinarios. 

La recomendación del Defensor del Pueblo, que coincide con el Voto particular emitido por el miembro del Observatorio de la vida militar, Mariano Casado, y que se dirige a empoderar a las victima en los procedimientos disciplinarios, fue rechazada por Defensa.

Sorprendentemente, el Ministerio de Defensa pretende aprobar una instrucción del Subsecretario del Departamento, por la que se impulsan medidas en relación con el Protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo, en el pleno extraordinario del Consejo de personal que se celebrará el próximo día 28 de este mes.

AUME ha remitido un informe al Ministerio en el que se opone a la publicación de esta norma, que considera un preocupante retroceso en relación con la aplicación del principio de “TOLERANCIA CERO” contra el acoso en el seno de las Fuerzas Armadas. En el mismo propone la desaparición del término “denunciante” por el de “víctima”. 

Tal cambio nos parece muy negativo. AUME no está de acuerdo con descargar todas las iniciativas de investigación y de protección en la figura de los jefes de unidad, de tal forma que el principio de alejar la investigación de la cadena de mando, piedra angular de la protección a las víctimas, queda absolutamente desdibujado. 

En el mismo sentido no estamos en absoluto  de acuerdo con que los jefes de unidad sean los que investiguen estos casos y que los apoyos a las víctimas sean previstos en el mismo lugar donde hayan sucedido los hechos. AUME considera que esto es contrario a los intereses y derechos de toda víctima, a la que no se permitirá tener una participación activa en las decisiones que afectan a sus derechos e intereses legítimos, quedando, por tanto, absolutamente indefensa y desprotegida.

Además, radican todas las actuaciones en el mismo entorno en que se ha producido el acoso, suponiendo una victimización secundaria inaceptable.

AUME ha solicitado al Ministerio que retire la instrucción y que acomode sus actuaciones a las recomendaciones del Observatorio de la vida militar, a las del Defensor del Pueblo y a las Proposiciones no de ley aprobadas por la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, que establecen que hay que potenciar los elementos de protección y defensa de la víctima y generar un protocolo específico para el acoso laboral en el seno de las Fuerzas Armadas.

Madrid, 22 de marzo de 2019

 

Share This