Reacciones a fotografía de legionarios.

AUME APOYA A LOS MIEMBROS DE LA LEGIÓN ANTE LOS INJUSTIFICADOS ATAQUES A SU PROFESIONALIDAD Y ANTE LAS PRESIONES PARA QUE SEAN OBJETO DE DURAS SANCIONES INCLUSO DE PRIVACIÓN DE LIBERTAD. 

La Asociación Unificada de Militares Españoles, AUME, ante las informaciones periodísticas aparecidas en diversos medios de comunicación que parecen apuntar a que ya se haya decidido proceder a la sanción de legionarios en relación con unas fotografías  tomadas en Villafranca del Penedés (Barcelona), quiere manifestar su apoyo a estos miembros de las Fuerzas Armadas y su convencimiento de que ninguna acción que merezca reproche disciplinario puede serles imputada.

Los presuntos hechos a los que se refieren estas informaciones en modo alguno pueden ser considerados como integrados en los tipos disciplinarios que se recogen en el actual régimen disciplinario de las Fuerzas Armadas.

También quiere manifestar su preocupación por lo que pudiera entenderse como una predeterminación del resultado de hipotéticas acciones de uso de la potestad disciplinaria, porque pudieran estar contaminadas por decisiones adoptadas en esferas ajenas a la cadena de mando. Esto supondría dar un sesgo muy negativo al uso del régimen disciplinario que ha de estar presidido, como todo acto de la Administración, por premisas de imparcialidad, objetividad y neutralidad, y siempre desde el más exquisito respeto de los derechos fundamentales de defensa, presunción de inocencia y a un procedimiento con todas las garantías.

Es preciso recordar que la unidad a la que afecta las informaciones periodísticas, volvía de unas maniobras en el norte de Francia, después de un periodo de intenso requerimiento físico y profesional, que es parte de su función, situación que ha de ser tenida en consideración a la hora de hacer una valoración de las circunstancias concurrentes.

AUME y sus servicios jurídicos están a la total y absoluta disposición de los legionarios afectados a los que,  todo apunta, se quiere sacrificar en favor de favorecer intereses alejados de la vida propia de las Fuerzas Armadas y de sus funciones.

Una vez más, los militares, servidores del Estado, peor pagados y con contratos precarios,  pueden ser moneda de cambio de intereses ajenos a la milicia. Estamos a su lado a y su disposición.

icono-nota-prensa-aume